Siempre de cine en Los Olvidados

Los Olvidados es el típico bar,  siempre muy animado,  en el que lamentablemente uno sólo pararía a tomar una caña. Sin embargo, tras este punto de encuentro de modernos de ventilargos se esconde una de las cocinas más simpáticas del barrio madrileño de Conde Duque (Palma, 69).

A los cinéfilos les sonará la fachada de lo que en su día fue un estanco, pues ha estado presente en múltiples películas, como en Amantes de Vicente Aranda.  Incluso la obra maestra de Luis Buñuel ha puesto nombre a este negocio que mantiene la entrada y el mostrador convertido en barra de su antecesor.

Ya en el interior, la decoración que recuerda a décadas pasadas, da un encanto especial al lugar: sillas intencionadamente oxidadas (me las llevaría todas a mi casa sin dudarlo), mesas estrechas de mármol, y  luz poco tenue para dejar ver, sobre todo en fin de semana, a sus estéticamente excéntricos clientes…¡todo un espectáculo!

El responsable de las dos fantásticas  cartas, una ideal para compartir y otra de pinchos, que mezcla modernidad y tradición es el chef Jorge Pratt. Mis favoritos de la primera son la ensalada de los olvidados y los dados de aguacate y langostinos …. Y  de la segunda, los medallones de solomillo, sin olvidar el postre: la magnífica tarta de chocolate sin harina.

Lo único que echo en falta es una carta de vinos tan especial como lo es el sitio. Aun así, acompañar la cena con un tercio de Estrella Galicia no es en absoluto una mala alternativa.  Además, el precio no está nada mal, 15-20 euros persona.

Me encanta quedar en Los Olvidados y  recomendarlo a aquellos amigos que están de paso en la capital, ya que nunca decepciona. La curiosa mezcla de gente de todas las edades y estilos, el humor puesto en cada plato, y la autenticidad del local, hacen que este rincón sea uno de mis favoritos.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Bares & Restaurantes y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Siempre de cine en Los Olvidados

  1. crisalegre dijo:

    Estoy deseando encontrar el hueco para ir a probar esos dados de aguacate y langostinos, después de un viaje en el DeLorean. Gracias Juls!

  2. Ta dijo:

    Q genial Juls!!!!!mil gracias x todas tus sugerencias!!!besazosssss

  3. Saioa dijo:

    Parece un sitio con alma y encanto especial… Gran propuesta para ir a Conde Duque con el buen tiempo!

    Gracias por la sugerencia!!!

    😉

  4. nat dijo:

    Me lo apunto sin duda para la próxima visita a madrid, tiene muy buena pinta, me encanta que se haya mantenido el aspecto original de la entrada promete un gran interior tal y como nos cuentas y la tarta de chocolate sin harina me tiene muy intrigada!!!

    Muchas gracias por la recomendación!!

  5. Paqui dijo:

    Jo¡¡¡ que hambre me está entrando, habrá que probarlo¡¡¡

  6. Zi dijo:

    Conozco este restaurante y es muy especial!Cené con mi amortxu una noche y comimos de maravilla:)) Nos encantó todo,en especial los dados de langostinos y aguacate y el volcán de morcilla con huevo y pisto manchego… Lo recuerdo y se me hace la
    boca agua…mmmmmmmmm…un besazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s